lunes, 11 de febrero de 2019

RECITAL DE RAÚL ALCÁNTARA "EL TROYA" Y JUANI MARÍN.


El pasado viernes día 8 de febrero, disfrutamos en, otro excelente Recital de arte Flamenco, a cargo de esos dos jóvenes y geniales artistas de “tronío” que son el cantaor Raúl Alcántara “El troya y el tocaor Juani Marín; a quienes hizo una estupenda presentación D. Pedro Luis Torrico, que estuvo genial aportando datos muy interesantes de la biografía de ambos artistas, en su justa medida, sin alargarse innecesariamente y dejando una sensación muy positiva ante el público asistente.
Tanto Raúl como Juani cuajaron una excelente actuación, porque se encontraron muy a gusto en el escenario y dieron todo los que su arte y sabiduría atesora a pesar de su juventud, poniendo el corazón y el alma y sintiendo el calor de los socios y soicas y buenos aficionados que tuvimos la suerte de presenciar su actuación, ya que los dos han actuado en varias ocasiones en nuestra Catedral del Flamenco y se sienten como en su propia casa.
Raúl es un cantaor dotado de unas excelentes cualidades vocales ya que tiene toda una orquesta en su garganta, con un poderío en su voz que le permite llegar desde la nota más baja a la más alta y a la inversa, modulando a la perfección y afinando muy bien, además de tener un buen compás, que también le ayuda mucho para ejecutar los cantes festeros. Comenzó cantando una Farruca, un cante que no suele escucharse mucho y que le puso letras que no son muy conocidas. Luego hizo Soleá de Alcalá y se fue par Cádiz, acordándose en alguna de sus letras del genial Camarón y cantando como hay que cantar por Soleá. Y recordando a Camarón y  a otros grandes artistas, continuó cantando por Tangos con un gusto tan exquisito, que hizo las delicias de los presentes. Despidió la primera parte con una excelente tanda de Fandangos de Huelva, acordándose del gran Paco Toronjo, por lo que no podían faltar entre otros estilos que cantó, los entrañables y famosos Fandangos Valientes de Alosno.
La segunda parte comenzó cantando como los grandes, haciendo Malagueñas de Cahcón y del Mellizo. Después nos entusiasmó cantando un precioso Cuplé por Bulerías del genial cantaor “El Chozas”. Luego a petición del público, hizo Fandangos de Lucena, acordándose Cayetano Muriel “Niño de Cabra” y que remató con el Zángano de Puente Genil. A continuación hizo Fandangos Naturales acordándose del gran Pepe Pinto y otros grandes artistas. Y finalizó el recital con una Zambra, acordándose del gran Manolo Caracol y en la que incluyó entre otras letras la de “Carcelero”.
Por lo que respecta al guitarrista, estuvo cumbre dándole una extraordinaria cobertura musical al cantaor, haciéndole sonar a su bajañí con fuerza y poderío, pero a la vez con una sensibilidad exquisita cuando la ocasión lo requería, lo que le valió varios aplausos espontáneos por parte de la afición presente. Y es que el Juani es un tocaor de tronío, con una importante proyección artística y una de las grandes guitarras cordobesas tanto de acompañamiento al cante, como de concierto, como demostró con el sólo de guitarra con el que nos deleitó, haciendo el “Zapateao del gran Sabicas, que ejecutó a la perfección.
Al finalizar su actuación, despedimos con una cariñosa y larga ovación con el público puesto en pie, a éstos dos excelentes artistas.
Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial de nuestro socio D. Bartolomé Dorado.














sábado, 26 de enero de 2019

RECITAL DE VANESA GONZÁLEZ Y FERNANDO RODRÍGUEZ.

Ayer viernes día 25 de enero, los buenos aficionados y aficionadas que nos dimos cita en nuestra Catedral del Flamenco, disfrutamos de un excelente Recital de arte Flamenco, a cargo de la joven cantaora Vanesa González y el veterano guitarrista Ferrando Rodríguez; a quienes hizo una extraordinaria presentación nuestro socio D. Emilio Fernández, que previamente nos obsequió con una estupenda “alegoría o exaltación” del palo del Fandango. Y como buen cantante que fue, demostró que está muy acostumbrado a dirigirse al público y domina con soltura el escenario.
Vanesa nos sorprendió gratamente por el “duende” que tiene y por su forma de interpretar el cante, con una ortodoxia, “jondura”, sensibilidad y dulzura que no son propias de una cantaora tan joven, que además se desenvuelve con total aplomo, soltura y simpatía en el escenario; de tal forma, que como decimos en el argot del Flamenco, “parece que se ha tragao a una vieja”.
Desde primer momento conectó con el público derrochando arte y simpatía, dándolo todo y poniendo el corazón y el alma en todos sus cantes.
Comenzó con Malagueñas y cantes Abandolaos. Después hizo Alegrías de Cádiz y Farruca, para terminar la primera parte por Soleá Apolá, acordándose del maestro Fosforito.
La Segunda parte comenzó con unos Cantes de Trilla que ya apenas se escuchan y que nos dejó impresionados. Continuó con lo “jondo” haciendo Seguiriyas del Marrurro con remate de la Cabal de Silverio Franconetti. Luego salió por fiesta y se fue para Utrera, con unas exquisitas Bulerías, en las que le dedicó una letra a la Virgen de la Consolación de Utrera (que es una virgen muy flamenca y de la que hay una imagen en una hornacina justo en frente de nuestra catedral del cante en la Plaza del Pozo Viejo). Y continuó acordándose de la Fernanda, la Bernarda y la “Serneta”, haciéndo casi todas las letras de pie y “a Capela”, lo mismo que los Fandangos Naturales con los que finalizó, acordándose del Carbonerillo y del “Pichichi”, y cantando una letra contra el maltrato a las mujeres.
Por su parte Fernando estuvo inconmensurable, llevando en volandas a Vanesa, acariciando la guitarra y dándole la cobertura musical perfecta, a la vez que nos obsequiaba con un verdadero concierto de guitarra, pero sin quitarle el protagonismo a la cantaora, como se debe de hacerlo él y todos los tocaores de acompañamiento que se precien. Y aunque a él le gusta más el toque de acompañamiento que el de solista, nos deleitó con un excelente toque por Bulerías, haciendo entre otras las de Morón que interpreta como nadie. Y como colofón, nos demostró que también es un gran cantaor, haciendo unos Fandangos Naturales de pie y a “capela” cuando Vanesa terminó su actuación.
En resumen, fue una excelente velada, en la que se conjugaron la juventud de Vanesa y la veteranía de Fernando, para ofrecernos una inolvidable noche de arte y buena armonía.
Y como premio a su actuación, les despedimos con una cariñosa e interminable ovación, por supuesto, con el público puesto en pie.
Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial de nuestro socio D. Bartolomé Dorado.
















domingo, 13 de enero de 2019

RECITAL DE CARACOLILLO DE CÁDIZ Y MIGUEL SALADO.


Anteayer viernes día 11, quienes nos dimos cita en nuestra Catedral del Flamenco, pudimos disfrutar de un estupendo Recital de arte Flamenco, a cargo de los dos geniales artistas que son el cantaor Esteban Guerrero (Caracolillo de Cádiz) y el guitarrista Miguel Salado, a quienes hizo una excelente presentación nuestro socio D. Joaquín Dominguez, que además hizo un recordatorio de las actividades más importantes que ha realizado ésta Peña flamenca a lo largo de sus 43 años de historia, como los famosos festivales de verano, los concursos, etc; en merecido homenaje a los viernes flamencos de Pozoblanco, con ocasión del 25º aniversario de los mismos.
Caracolillo Miguel pusieron toda la carne en el asador cantando y tocando con el corazón, a pesar de ambos venían convalecientes de haber sufrido un fuerte resfriado y la gripe y desde el primer momento se ganaron la simpatía los socios y socias y de los buenos aficionados y aficionadas que tuvimos la suerte de presenciar su actuación.
Caracolillo cantó con poderío y ortodoxia, pellizcando el cante con mucho gusto y mucha flamencura; además de un derroche de simpatía y pisando firme el escenario.
Comenzó por Soleá de Alcalá, del Juaniquí y Fernanda de Utrera cantando como los grandes. Después hizo Alegrías de Cádiz con un sabor marinero exquisito y finalizó la primera parte por Tientos y Tangos, cantando algunas letras con dialectos arábicos, demostrando que el arte, sobre todo si está bien hecho, no tiene fronteras.
La segunda parte comenzó cantando con mucha garra haciendo un Taranto y la Taranta del loco de Linares, que popularizó Fosforito.  A continuación hizo Seguiriyas de Jerez desgarrándose y poniendo el corazón y el alma, con una fuerza estraordinaria, a pesar de estar todavía afectado por un fuerte resfriado. Luego hizo una larga y preciosa tanda de cantes por Bulerías, haciendo una alusión improvisada a Pozoblanco y a la cantaora La Perla de Cádiz, para después irse para Utrera acordándose del Turronero y terminar en Cádiz homenajeando a Pansequito y Juanito Villar. Y finalizó su actuación con una extraordinaria tanda de Fandangos Naturales, cantando algunas letras “a Capela”, dedicadas principalmente a las madres, que emocionaron al público.
Por su parte Miguel Salado, que debido a que todavía se encontraba prácticamente convaleciente de una fuerte gripe estaba un poco bajo de ánimo y aunque es un excelente guitarrista de concierto, declinó la petición que le hicimos, para que nos deleitara con un solo de guitarra. No obstante, no hizo falta, porque durante el acompañamiento a Caracolillo, nos obsequió y emocionó con un verdadero concierto, sin quitarle protagonismo al cantaor y dedicándose a cumplir con su cometido de acompañamiento, con un toque por derecho y ortodoxo, que sonaba a añejo y levantando pasiones, hasta el punto de ser aplaudido por el público de forma espontánea en varias ocasiones.
Al finalizar la actuación de éstos dos grandes artistas, les despedimos un fuerte y cariñoso aplauso con el público en pie.
Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial de nuestro socio D. Bartolomé Dorado.













domingo, 23 de diciembre de 2018

ZAMBOMBA FLAMENCA "DE SEVILLA A JEREZ".


El pasado viernes día 21, con nuestra Catedral del Flamenco a rebosar de público, a pesar de las circunstancias especiales que se dieron, ya que los artistas al parecer se quedaron atrapados en un atasco, debido a un accidente de circulación en la carretera a la salida de Sevilla, que les hizo llegar tarde y comenzar su actuación una hora más tarde de la que estaba prevista; pudimos disfrutar, de una colosal noche de Villancicos Flamencos, al más puro estilo de Jerez, con la Zambomba Flamenca denominada de Sevilla a Jerez, ya que sus integrantes residen en ambas ciudades.
Le tocó en esta ocasión presentarlos a nuestra cantaora local y socia de nuestra Peña Pili Acaiñas, que por culpa del retraso no pudo extenderse y tuvo que hacer una presentación muy escueta, tanto de los artistas como de lo que es el concepto de los villancicos flamencos; no obstante fue una estupenda presentación.
Por lo que respecta a la Zambomba Flamenca, es increíble, como unas voces y personalidades tan distintas, se pueden conjugar tan bien, para ejecutar el arte y compás que derrochan este grupo de cuatro personas, que si uno cierra los ojos y se limita sólo a escucharles, parece como si las voces se multiplicasen y suenan como un coro de 20 personas.
Al toque vino con su guitarra Pedro Espinosa, que con su toque dulce, suave y sin pegar guitarrazos innecesarios, le dio la cobertura musical perfecta al cantaor y cantaoras del grupo y consiguió que sus voces luciesen con el máximo esplendor.
La joven cantaora Amparo Lagares, con su voz melodiosa y dulce como la miel, es una especialista en mezclar el arte flamenco con el blues y hacer unos giros espectaculares.
La cantaora veterana Ana Mari González, es la simpatía personificada, todo puro nervio, raza y con su temperamento, es capaz de alegrar hasta un entierro y le hace vibrar al público haciéndole participar en el espectáculo.
Por su parte, el joven cantaor Manuel Soto, con sólo su apellido ya lo dice todo. Familia de los sordera de Jerez, posee una voz rasgada y poderosa, que penetra en el Alma de quien le esté escuchando y le mete un pellizco al cante como sólo pueden hacerlo quienes nacen con ese duende especial que tienen unos cuantos privilegiados del arte flamenco.
En cuanto comenzó la actuación de este extraordinario elenco de artistas, con buen hacer, su simpatía y alegría, contagiaron al público y se metieron en el bolsillo, haciéndonos participar con ellos y disfrutar hasta la exageración.
Fueron generosos en su repertorio obsequiándonos con diez preciosos Villancicos, que comenzaron con uno cantado a coro por Bulerías con todos los componentes del grupo. Luego nos hicieron el de “Ya se van los quintos madre” también a coro. Y Después Amparo nos cantó uno sola, mezclando el Flamenco con el Blues, con una dulzura impresionante. Le siguió Manuel por Tangos, con Villancico “Caminito de Belén”, que se lo dedicó al gran guitarrista Parrilla de Jerez. Y luego la veterana animadora del grupo Ana Mari, puso la Peña boca abajo, con “ay amor” cantando y bailando a ritmo de Tango-Rumba. Luego cantaron a coro “calle de San Francisco”. Y de nuevo Amparo nos deleitó por Tangos con “El Niño va a nacer” con su peculiar dulzura y fusión de flamenco y blues. Después Manuel, con un sentimiento y pellizco exquisitos, hizo el Villancico “Cantando a la Navidad”, que le dedicó al cantaor Fernando Terremoto de Jerez. De nuevo Ana Mari, sacó sus mejores dotes de artista para cantarnos por Tangos el villancico “En la Navidad”. Y se despidieron con un popurrí de Villancicos populares por Bulerías, poniendo al público en pie y despidiéndoles con una interminable ovación; además de mostrarles nuestro agradecimiento y cariño cuando finalizó su actuación.
Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña.