sábado, 5 de septiembre de 2020

MAGNÍFICO CIERRE DE CICLO CON EL RECITAL DE PEDRO EL GRANAÍNO Y ANTONIO DE PATROCINIO HIJO.

 El pasado viernes día 4 de septiembre actual, como en las tres ediciones anteriores, gracias a la inestimable colaboración del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad, contando con todas las extraordinarias medidas de higiene y seguridad, en la Plaza de Toros (Coso de los Llanos) de Pozoblanco, con un aforo muy superior a los tres anteriores, tuvo  lugar el último recital de arte Flamenco,  a cargo del cantaorPedro “El Granaíno”, acompañado a la guitarra por Antonio de Patrocinio hijo. Fue el cierre de éste ciclo tan especial que hemos culminado medio año más tarde de lo previsto, a causa de la pandemia del coronavirus; pero que a pesar de las circunstancias especiales que lo han marcado, lo hemos logrado con mucho éxito, gracias por supuesto también, a la colaboración de mucha gente ha puesto su granito de arena y especialmente de los socios y socias de nuestra Peña flamenca y de los buenos aficionados y aficionadas, que han tenido un comportamiento ejemplar, facilitando mucho el normal desarrollo de los 4 últimos recitales en la Plaza de Toros.

Le tocó presentar éste último recital del ciclo, a nuestro socio y Presidente del Club Hípico de Pozoblanco, José Antonio Risquez Salas, que comenzó haciendo un recordatorio de la idiosincrasia de nuestra sede y agradeciendo la extraordinaria colaboración al Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad, sin la cual no hubiese sido posible realizar ésta serie de recitales y luego hizo alusión a éste ciclo de los Viernes Flamencos tan especial por su larga duración.

Seguidamente efectuó una extraordinaria y extensa presentación de estos dos magníficos artistas, llena de detalles, anécdotas y puntualizaciones muy relevantes, de la biografía y trayectoria artística de ambos. Y lo hizo además con un tacto, vehemencia, carisma y arte exquisitos, para no excederse demasiado y aburrir al numeroso público asistente.

Pedro es un gitano puro, cabal, buena persona donde los haya y bien plantao, que pisó el escenario con gallardía y dando lo mejor de sí mismo, para cumplir con un público selecto, que estaba deseoso de escucharlo para disfrutar con su arte, pureza, su flamencura, su ortodoxia…. y su voz “rajá”, que tanto nos recuerda al genial Camarón.

- Empezó como los grandes cantando por Soléa Apolá, por él con su humildad, es muy grande y lo demostró en éste y en todos sus cantes llenos de sentimiento y sensibilidad.

- Después hizo Tientos con un estribillo especial, acordándose de Enrique Morente .

- Luego cantó por Granaínas, que rematón con Fandangos de Manuel Torre y de Enrique Morente, otro genial cantaor al que tiene como referente.

- Después se metió aún más en lo “jondo” y se arrancó por Seguriyas de Jerez y remató con las de Manuel Molina.

- Luego pasó a los cantes de compás y nos hizo unos exquisitos cantes por Tangos,  emulando de nuevo a Camarón y Morente.

- A continuación hizo un extraordinario cante por Bulerías, con exquisita sensibilidad y letras de un poeta argentino, extraídas de la composición “El Poeta Lloró”.

- Y terminó su actuación con unos Fandangos Naturales, cargados de sentimiento y pellizco, acordándose en sus letras de los inigualables Caracol y Camarón.

Y a tal Señor tal honor, porque si Pedro es un genio del Cante Grande, Antonio de Patrocinio hijo, no le va a la zaga con la sonanta, ya que es otro virtuoso de las seis cuerdas y uno de los mejores tocaores de acompañamiento del momento; que pone todo su corazón y sentimiento cuando acaricia su guitarra, sacándole notas con tanta sensibilidad y profundidad de sentimientos que “jieren el Alma”.

Como es de justicia, despedimos a éstos dos genios del arte Flamenco al finalizar el recital, con un merecido y largo aplauso con el público puesto en pie.

Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial en el apartado artístico, de nuestro socio D. Bartolomé Dorado Romero.














domingo, 30 de agosto de 2020

RECITAL DE LAURA VITAL Y EDUARDO REBOLLAR.

 El pasado viernes día 28 de agosto actual, de nuevo gracias a la inestimable colaboración del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad, contando con todas las extraordinarias medidas de higiene y seguridad, tuvo  lugar un recital de arte Flamenco, en la Plaza de Toros (Coso de los Llanos) de Pozoblanco, a cargo de la cantaora Sanluqueña Laura Vital, acompañada a la guitarra por Eduardo Rebollar.

Presentó a éstos dos geniales artistas, nuestro socio Rafael Encinas Cabrera y tras dar la bienvenida al público asistente, se guardó un minuto de respetuoso silencio en memoria de Dñª. Carmen Cañete Carrasco, madre de nuestro amigo y profesor de la Escuela de cante y guitarra de nuestra Peña flamenca D. Rafael Trenas; haciéndolo extensivo a los familiares de nuestros socios y socias que han fallecido en los últimos meses que no hemos tenido contacto.

Acto seguido procedió a presentar a Laura y Eduardo, aportando datos muy interesantes de la biografía y trayectoria artística de ambos, que muchos de los asistentes desconocíamos, a pesar de que ya han visitado nuestra Peña flamenca en varias ocasiones, culminando la excelente presentación con alusión a la letra cantaba el genial “Camarón de la Isla” (de los buenos manantiales nacen los buenos ríos).

De la sanluqueña Laura Vital, podría decirse que es todo bondad, simpatía, ortodoxia y puro arte, al que hay que añadirle un magnífico compás y una honradez en todos sus cantes que conecta desde el primero hasta el último con el público más exigente; demostrando ser una gran señora del cante y una gran artista consagrada.

- Comenzó Laura cantando por Tangos de Triana, haciendo un recorrido por Badajoz y Graná, haciendo vibrar al público, e incluso acompañarla algunos con las palmas.

- Después nos hizo Malagueñas con mucha sabiduría y “jondura”, y las remató con Fandangos de Lucena.

- Luego se templó un poco más y nos cantó por Soleá de Triana, como saben hacerlo las grandes, con “jondura” y sentimiento.

- Luego pasó a un cante más alegre y nos hizo Fandangos de Huelva, empezando con un precioso estribillo, para luego arriesgar y meterse con los Valientes de Alosno y María “La Conejilla”.

- Luego se vino para Córdoba y cantó por Serranas, con soberana ortodoxia y rematando con un cante Abandoláo de magnífica ejecución.

- A continuación se acordó de su tierra natal, cantando por Alegrías, con letras entrañables y alusivas a su querido Sanlúcar de Barrameda; demostrando que también es una gran intérprete de los cantes festeros.

- Después se despidió del público con una exquisita tanda de Fandangos Naturales, haciendo entre otros los del “Pichichi”.

- Y para agradar al público, finalizó por Bulerías, con una magnífica versión del bolero-ranchera "Ojalá que te vaya bonito”, de la inigualable María Dolores Pradera.

Por su parte, el guitarrista Eduardo Rebollar, nos dejó entusiasmados con su toque personal demostrando una vez más a la afición de ésta tierra, que es un gran virtuoso de la guitarra, maestro de maestros; que lo mismo te hace los toques más ortodoxos y rancios, que innova con acordes y punteos propios del guitarrista más joven e innovador del momento. Y por supuesto, que está en plena forma y que es uno de los mejores tocaores de acompañamiento de la actualidad.

Como no podía ser de otra manera, despedimos a éstas dos figuras del Flamenco al finalizar el recital, con un merecido y largo aplauso con el público puesto en pie.

Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña.


















domingo, 23 de agosto de 2020

RECITAL DE MARÍA TERREMOTO Y NONO JERO.

 El pasado viernes día 21 de agosto actual, de nuevo gracias a la inestimable colaboración del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad, contando con todas las extraordinarias medidas de higiene y seguridad, tuvo  lugar un recital de arte Flamenco, en la Plaza de Toros (Coso de los Llanos) de Pozoblanco, a cargo de la cantaora Jerezana María Terremoto, acompañada a la guitarra por Nono Jero y a las palmas por Manuel Valencia y Ángel Moreno “El Pirulo”.

Presentó a éste magnífico elenco de artistas, nuestro socio Antonio Cerezo López, que tras dar la bienvenida al público asistente, lamentó que éste recital no se hubiese podido hacer en la fecha prevista y tuvo palabreas de ánimo, para que podamos continuar disfrutando de nuestro arte Flamenco. Después procedió a presentar a los artistas, haciendo una mención especial a Jerez, sus barrios más flamencos y a los numerosos artistas que ha dado ésa emblemática ciudad.

Y de los artistas hizo una estupenda presentación, mencionando los datos precisos y en su justa medida, sin excederse en temas irrelevantes.

La joven cantaora jerezana demostró con creces sus raíces y la saga de donde procede y la proyección que tiene, así como la enorme progresión que ha experimentado desde la última vez que visitó nuestra Peña flamenca. Estuvo cumbre, derrochando simpatía, arte y compás a raudales desde el primer cante hasta el último.

En primer lugar hizo la Malagueñas del Mellizo, con “jondura” y sentimiento y las remató con Fandangos de Frasquito Yerbabuena. Luego hizo una Soleá por Bulerías para quitarse el sombrero, en un alarde de arte y compás, con el mejor sello Flamenco de Jerez.

Después se metió en lo “jondo y ortodoxo” como las más grandes, catando por seguiriyas de Jeréz para partirse la camisa, acordándose de su abuelo y de su padre Fernando Terremoto, al que dedicó una letra, lo que hizo más todavía entrañable éste cante.

A continuación cambió el tercio y cantó por Tangos derrochando simpatía y arte y compás.

Luego continuó con los cantes de ritmo por Alegrías de Cádiz que remató con las Alegrías de Córdoba, en un alarde de sabiduría de lo auténtico.

Y siendo jerezana ésta joya de cantaora, no podía faltar uno de los cantes más señeros de su tierra y nos cantó por Bulerías de Jeréz con un gusto y sentimiento exquisitos, arrancándose a bailar al más puro estilo jerezano, con garbo y un pellizco impresionante.

Se despidió a lo grande por Fandangos Naturales, haciendo entre otros los de Caracol y dedicando una de sus letras a su abuelo y a su padre, llenando el ambiente de profundidad y sentimiento.

Por lo que respecta al joven “tocaor “ Nono Jero, estuvo sublime durante todo el recital, siempre pendiente de la cantaora, dándole en cada momento la cobertura musical adecuada y perfecta, pero donde derrochó arte y sabiduría, fue en el acompañamiento a la Seguiriya, se superó así mismo.

En cuanto a los excelentes palmeros Ángel y Manuel, estuvieron cumbre, derrochando arte y compás, dándole un gran aliciente a los cantes de ritmo y haciendo mucho más hermoso y alegre el espectáculo.

Naturalmente, éste magnífico elenco de artistas cosechó al finalizar el recital un merecido y largo aplauso con el público puesto en pie.

Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial en el apartado artístico, de nuestro socio D. Bartolomé Dorado Romero.



















domingo, 16 de agosto de 2020

RECITAL DE RAFAEL ESPEJO (CHURRUMBAQUE HIJO) Y MANUEL FLORES.

 El Viernes día 14 de agosto actual, tras 5 meses en el dique seco para el Flamenco en directo, gracias a la inestimable colaboración del Excmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad, contando con todas las medidas de higiene y seguridad, tuvo  lugar un recital de arte Flamenco patrocinado por la Federación Provincial de Peñas Flamencas de Córdoba, en la Plaza de Toros (Coso de los Llanos) de Pozoblanco, a cargo del cantaor cordobés Rafael Espejo (Churrumbaque hijo), acompañado a la guitarra por Manuel Flores.

Presentó a éstos extraordinarios artistas nuestro amigo José María Garrido Ballesteros, que agradeció a la Directiva de la Peña flamenca su elección como presentador de éste Recital e hizo una excelente presentación, aportando datos muy importantes de la biografía, así como anécdotas y vivencias de ambos artistas, siendo muy aplaudido al finalizar su cometido.

Por lo que respecta a éstos dos magníficos artistas, brillaron con luz propia y a pesar de la frialdad de la distancia, de las mascarillas y todas las medidas de seguridad, hicieron vibrar a los numerosos socios y socias de nuestra Peña flamenca y aficionados/as, que nos dimos cita en tan emblemático lugar haciéndonos disfrutar de una espléndida velada flamenca, dando todo lo bueno que llevan dentro para agradarnos y satisfacer nuestra necesidad de buen arte flamenco.

Rafael, como el buen vino mejora con el tiempo y lo demostró con su buen hacer, cantando con la ortodoxia, pureza y “jondura” que le caracteriza.

Comenzó deleitándonos con unos cantes de Trilla, que ejecutó a la perfección, rematando con Martinete, La Debla y la Toná grande de Mairena, con el acompañamiento al golpe de Manuel Flores sobre su guitarra, marcándole el compás. Luego siguió con lo “jondo” por Soleá, como los grandes, haciendo un recorrido por Alcalá, Los Puertos y Jerez. Después cambió el tercio y nos hizo una letra por Cantiñas, para quitarse el sombrero y siguió con las Cantiñas del Pinini, Alegrías de Córdoba y remató con las de Cádiz. Después hizo sus cantes preferidos que son los de Levante, cantando con majestuosidad Minera y Cartagenera, acordándose en sus letras de La Peñaranda, Silares, Rojo el Alpargatero y Enrique el de los Vinares. Luego pasó a los cantes festeros y nos cantó con mucha dulzura y sentimiento, unas preciosas Bulerías que tiene grabadas en su disco con letras de Manuel Hierro, Tituladas “Para olvidarme de ti”, que emocionaron al público asistente. Después cantó por Tientos y Tangos, consiguiendo enaltecer al público y consiguiendo que algunos le hiciésemos el compás con las palmas. Y finalizó el recital con una exquisita tanda de Fandangos Naturales y de Huelva, haciendo entre ellos los Valientes de Alosno de Paco Toronjo.

En cuanto a Manuel Flores, es un guitarrista que tiene esa humildad y sencillez que hace grandes a las personas y a los grandes artistas. Manuel gracias a su esfuerzo y tesón, con el paso del tiempo, ha madurado, hasta convertirse en un virtuoso de la guitarra flamenca. Estuvo cumbre dándole la cobertura perfecta a Rafael, como lo hacen los buenos tocaores de acompañamiento al cante.

Evidentemente, despedimos a éstos dos geniales artistas con un merecido y largo aplauso con el público puesto en pie.

Comentarios y fotografías: Juan Antonio, secretario de la Peña, con la colaboración especial de nuestro socio D. Bartolomé Dorado.